Entre lo prosaico y lo poético, unas gotas al viento.

Aquí mis experiencias con un nuevo instrumento, el Bell, campanita de sonido celestial. Mi contacto con ella, conmigo, con la vida.

En su escucha, que es la mía, hay danza, hay movimiento, hay meditación, hay acción, hay reflexión, hay pensamiento y corazón, hay vida, y mucha… y no hay nada…                                                                     hay silencio…                                             no hay…                                                   y de nuevo aparece…  un río que baja, contra-corrientes que suben, las mareas, vientos, giros, momentos místicos, tiempo y fuera del tiempo, hay cielo, hay tierra, y unión, canales y cauces, hay escuchas, tú, yo, ella.

Comencemos a caminar.

UN ÁRBOL DEL GROSOR DEL ABRAZO DE UN HOMBRE NACE DE UN MINÚSCULO BROTE, UN VIAJE DE MIL LEGUAS COMIENZA DONDE ESTÁN TUS PIES. (Lao Tse)

FACILITA LA ACTIVIDAD